Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios




 TRIANGLE / Inglaterra / 2009
Dirección y Guión: Chistopher Smith
Producción: Jason Newmark, Chris Brown
Fotografía: Christian henson
Música: Robert Humphreys
Intérpretes: Mellisa George, Liam Hemsworth, Rachael Carpani, Emma Lung, Michael Dorman, Henry Nixon



Hay películas puramente narrativas, cuyo eje principal es la evolución de una trama que avanza hacia delante empujada por las acciones de los personajes, digamos que primando el sentido del ritmo, de lo cinético, del movimiento por encima de otras cosas, y luego hay películas de "concepto" que se encargan de desarrollar una idea, de plantear una incógnita, una duda, y tratar de resolverla, de carácter más pausado, más cerebral, y más dialogado, por decirlo así, donde la verdadera dinámica interna reside por completo en los personajes y la acción es más bien mental. Afortunadamente también hay películas (muy escasas, por cierto) que consiguen unificar ambas tendencias, normalmente retorciendo los resortes definidos de algún género para lograr sus objetivos. Bien, TRIANGLE es una de ellas, y más que nunca hay que advertirlo: mejor no saber demasiado sobre esta película para disfrutarla a tope. Desde ya os la recomiendo. Con saber que es un thriller potente con elementos de terror es suficiente. Lanzaos ya sobre los misterios de TRIANGLE... y dejaos llevar, simplemente.



TRIANGLE es la tercera película del inglés Christopher Smith tras la estimable CREEP (vuelta de tuerca al terror subterráneo con ser sobrenatural persiguiendo a la protagonista en los túneles del metro) y la curiosa SEVERANCE (pura escabechina rural con grandes dosis de humor megro y mala leche a costa de unos cuantos ejecutivos perdidos en el campo). Imagino también que supone su proyecto más personal hasta la fecha, del que también es guionista y productor. TRIANGLE se articula en exclusiva dobre dos ejes definidos: Jess, su protagonista, una joven madre soltera con un hijo autista que se ha de enfrentar al mayor reto de su vida, y al propio concepto que deriva de su título, "triángulo". El punto de vista de la historia avanza imparable en paralelo al descubrimiento vital de su protagonista, y por ende del espectador, dicho de otro modo: el proceso de identificación con un personaje, esencial en cualquier historia, adopta en TRIANGLE una intensidad notable, porque como Jess, nosotros debemos ir desgranando una trama en principio imposible, plagada de pistas, giros inesperados y paradojas, acompañamos a esta mujer en un periplo existencial en que se encuentra atrapada como en una tela de araña y del que se esfuerza por salir aún sin entender del todo qué demonios está pasando. Igualito que el espectador. Jess es TRIANGLE, presente en todas las secuencias, en cada plano, de principio a fin. No hay saltos en la dirección de la narración ni cambios en el punto de vista, una decisión arriesgada, sin duda, pero coherente hasta la médula. Por otro lado tenemos el "triángulo" al que alude el título, polisémico y con varias capas de interpretación. Triangle es el nombre del yate en el que arranca la historia, pero también alude a cierto y célebre triángulo que acostumbra a tragarse barcos y tripulaciones según cuenta la leyenda, para luego devolverlos en inquietantes circunstancias. En tres partes observa Jess su rostro en el espejo roto del cuarto de baño, y tres espejos contiguos son también los que le devuelven su reflejo triplicado de forma casi subliminal en más de un plano.



 TRIANGLE va desgranando toda su artillería poco a poco como un puzzle desordenado que debemos recolocar, secuencias y diálogos fractales que se van superponiendo pero que, lejos de distorsionar la historia, la van ordenando en el caos, componiendo poco a poco la imagen global del periplo vital de esta mujer maldita, imagen que no vemos clara y nítidamente hasta el mismísimo final de la película. ¿Es TRIANGLE, pues, una película "fantástica"? Sí y no. Como las buenas, es posible aceptarla es su dimensión más superficial, de puro género, incluso de esa ciencia-ficción más intelectual que física en su esencia, que nos habla de conceptos más que de hechos, no hay problema. Sin embargo, TRIANGLE también puede ser un complejo tinglado metafórico que, en el fondo, nos habla de una mujer rota y de su búsqueda de redención personal, de purificación. En todo caso, que nadie se confunda: pese a jugar constantemente con todos estos elementos, TRIANGLE es un película tremendamente física en su concepción, articulada mediante el movimiento y la acción, en la que la reflexión sobre lo que estamos viendo debe hacerse sobre la marcha, pues no hay respiro ni espacio para parase a pensar. Visualmente exquisita por su elegancia y planificación, por su pálido, casi fantasmal tratamiento del color, sin abusos ni excesivos fuegos artificiales, se beneficia además del buen trabajo de su protagonista absoluta, una Melissa George que sabe transmitir en todo momento las contradictorias emociones que vive esta pobre mujer, con una creíble composición que bascula entre la fragilidad y la determinación. Sin embargo, y pese a los esfuerzos de Christopher Smith porque las pistas e indicios del guión no sean excesivos pero tampoco crípticos (para no engañar al respetable, vamos), su propuesta tampoco supone una novedad total para el espectador más curtido en estas lides, y por poco aficionado que uno sea a la literatura y cine de ciencia-ficción más duro (desde el SOLARIS de Stanislaw Lem hasta los CRONOCRÍMENES de Nacho Vigalondo), no es complicado descubrir el pastel bastante antes de lo que su director desearía, en especial por una frase repetida en el guión que alude a una leyenda mitológica y que resulta demasiado esclarecedora en todos los sentidos. Afortunadamente, Smith es capaz de rematar la faena con una parte final que, seguro, impactará hasta al oteador más listo y que demuestra lo mucho y bien que se ha currado un guión sobre el que, supongo, ha derramado litros de esfuerzo y sudor, igual que yo tratando de comentaros TRIANGLE sin destriparla ni fastidiaros la función...  uf. Poco más que añadir para una de las propuestas más interesantes del año, sin duda, y de obligado visionado, por descontado. Y después... discusión al calor de unas birras.



Lo mejor: su osadía, determinación y buena construcción del guión dentro de un género muy complejo y poco explotado

Lo peor: el riesgo de descubrir el pastel antes de tiempo, y con ello "desactivar" la película. ¿Soportaría un segundo visionado?

CABEZAS



3 vituperios:

Alexcore dijo...

Está claro que de lo más gordo del año sin duda, ya lo tomaba bastante en serio al Sr Smith pero a partir de ahora es de visionado obligado siempre, ja ja ja. No voy a comentar demasiado para no destriparla pero aún soltando la frasecita mitológica que puede explicar en parte la historia la peli se aguanta perfectamente gracias al ritmazo y sorpresas que nos depara el resto del film, yo le pongo un 8,5 fácil.

Alexcore dijo...

Esta mañana me llegó mi pedido de Odio Sonoro que hice gracias a la info de Magli, pues bien, entre el tema que sale en el Split que me descargué de Warchetype+Lords+Sons, que me lo pedí también por supuesto, y tú comentario sobre los Warchetype me pedí su debut Goad Godess Supremacy, tenías razón lo de esta peña es exagerado, las vocales del disco son simplemente cojonudas y soprendentes para el doom incluso, pero es que el bajo es absolutamente perfecto, se come a las guitarras y todo, un pedazo de discazo, gracias por la recomendación, aunque de manera indirecta pero en el clavo...

herb dijo...

a lo que preguntas de ¿soportaria un segundo visionado? yo puedo contestar: ya lo creo. No solo lo soporta, sino que los primeros 20 minutos, es como ver otra pelicula, mucho mejor que la que pensabas que estabas viendo. Todo lo que dice la protagonista y todas sus reacciones, toman una nueva dimension, la segunda vision, es mucho mejor que la primera...

Y para mi que no es tan obvio como dices lo que pasa, por mas que metan lo del barco. A mi me ha costado vaya. SPOILER

Solo hay una Melisa que tenga claro que hace eso para recuperar a su hijo, la que les ataca con un cuchillo en la habitacion. creo que es la primera, la que aun no tiene la cabeza destrozada por repetir tantas veces la historia, y por tanto, tiene claro el trato que hizo con cierto "conductor", la vida de sus amigos, a cambio de una nueva oportunidad con su hijo. La Melisa que seguimos, ya no lo sabe, su mente esta rota y solo recuerda las cosas a medias, se sorprende cuando vuelve a casa y lo encuentra vivo... pero creo que la clave esta en ese taxista, y en una conversacion que tubieron la primera vez que se encontraron, que no es la que se ve en la peli. Yo lo pille gracias a la explicacion del cuadro, si, pero vaya, que ni de coña a la primera, sino despues de darle vueltas a toda la peli...