Culpables

Golfos

Busca esa cosa

Cargando...

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

ENEMY / Canadá / 2013
El canadiense Denis Villeneuve rodó en 2013 dos de las películas más interesantes del año, una auténtica proeza sólo al alcance de titanes como Takashi Miike o Jess Franco. La otra fue PRISONERS, un thriller con psicópata de exterior gélido e interior desolado. Algo de thriller, en un sentido muy libre, también hay en ENEMY, aunque mucho más orientado a la paranoia psicológica. Difícil adaptación de una compleja novela del añorado José Saramago (EL HOMBRE DUPLICADO), ENEMY se sustenta (otra vez) sobre una fría y distante atmósfera, fotografiada ahora en ocres apagados, como un ocaso eterno. El muy inquietante tema del "doble" se convierte en una pesadilla cocinada a fuego lento que, aunque tiene ribetes de thriller, insisto (o bien de drama disfrazado de thriller, si ustedes prefieren) prefiere hundir sus raíces en ese cine de género atípico y personal imposible de encasillar, que juguetea con lo onírico, lo psicótico y el terror psicológico, eso que alguna vez hemos llamado por aquí "el otro cine fantástico". Pesadilla para un hombre corriente que un buen día descubre a otro tío idéntico a él por pura casualidad (no os lo voy a desvelar, tan cotidiano como genial), punto de inflexión en la anodina vida de un hombre triste empujado hacia la obsesión y, por supuesto, la confusión. Sin ser del todo críptico, pero sí exigente, Villeneuve juega a armar un puzzle progresivamente abstracto, escarbando en la psique del (los) protagonista, perdido en una deriva vital que acaba abrazando lo psicosexual. Así pues, ritmo pausado y  muchos silencios, y un Jake Gyllenhaal que repite con el canadiense en un tour de force espléndido y siempre contenido, que nunca cae en el esperpento y que desborda genio, fijaos en las conversaciones telefónicas. Película sin respuestas fáciles y con enigmas por resolver (la llave y el garito, por ejemplo), ENEMY puede llegar a crispar los nervios a los más impacientes, pero con referencias tonales como los Davids (Lynch y Cronenberg), un poco del onanismo visual de Nicolas Winding Refn, y un plano final capaz de hacerte explotar unas cuantas neuronas como palomitas de maíz, es complicado resistirse a los misteriosos encantos de esta peculiar propuesta de un tipo que ya hay que marcar en la lista.

- Lo mejor: que las arañas acaben colonizando tu cabeza y la película se quede un buen rato ahí

- Lo peor: que puede resultar inconclusa y, sobre todo, algo frustrante

  CABEZAS


2 vituperios:

dvd dijo...

Yo no me atrevería a decir que es una gran película, sino algo mejor: que revela de qué puede llegar a ser capaz Villeneuve...
Un saludo.

Karba dijo...

Villeneuve promete y mucho. Veamos por donde encauza su carrera, porque hasta el momento ha elegido sus proyectos con mucho tino. Un saludo dvd.