Culpables

Golfos

Busca esa cosa

Cargando...

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

DEAD SNOW 2/Noruega/2014
Aunque había que tragarse casi una hora de insulsa presentación de personajes, DEAD SNOW contenía en su último tercio algunos de los mejores momentos de gore festivo y trotón de los últimos tiempos, acercándose gozosamente al cartoon más desaforado. Higadillos saltarines y zombies nazis, combinación imbatible. Tras una marciana pero muy domesticada incursión en Hollywood con HANSEL & GRETEL, que daba menos de lo que prometía, el noruego Tommy Wirkola regresa a su nevada patria para regalarnos una secuela que (¡oh sorpresa!) supera a la original. Como ya conocemos el precedente, el bueno de Wirkola se limita a recordar la primera a los más despistados en un montajillo rápido y en cuestión de diez minutos ya estamos pringados de sangre hasta los belfos. Sí amigos, DEAD SNOW 2: RED VS DEAD (impagable título) va directa y al grano, abrazando la comedia negra (o roja, más bien) con ímpetu, irreverencia y determinación, sin hacer prisioneros. El holocausto zombie-nazi se desparrama ante nuestros curtidos ojos con gracia y salero, sin secuencias de relleno, con más presupuesto, más zombies y personajes con algo más de enjundia que en la original, tirando de cierto regustillo yanqui que no le va nada mal al invento (esos nerds del Zombie Squad), un cocktail que, ahora sí, es explosivo y plenamente disfrutable de principio a fin. Wirkola, también guionista, va trufando el ajustado metraje de ideas muy locas y bizarras, con lo que cada secuencia tiene su puntito macarra y cómico, una ingeniosa trama que deriva, por supuesto, en una batalla campal a plena luz del día en la que están implicados zombies rusos, zombies nazis, un tanque, el protagonista en chandal con superpoderes, un zombie adolescente ex-paralítico de buen corazón y mal karma (recuerdo del entrañable Bud del maestro George A. Romero en DAY OF THE DEAD), un noruego emo-gay y el ya mentado Zombie Squad. ¿Qué más queréis para combatir los calores del verano, malandrines? Ah sí, la utilización más cerda que se recuerda del célebre Total Eclipse Of The Heart de Bonnie Tyler. Impagable.

- Lo mejor: esta vez sí, más es mejor, eliminando además toda la morralla insustancial de la primera parte. Directo y al grano (de pus). Queremos cierre de la trilogía a la voz de ya.

- Lo peor: los policías, muy insulsos entre tanto festival de la tripa


  CABEZAS

0 vituperios: